La surcoreana LG dejará de fabricar teléfonos móviles

LG Electronics ha anunciado que abandona el negocio de la telefonía móvil. Lo han informado a través de un comunicado esta pasada noche, después de años de competir con las principales empresas del sector, sin acabar de hacerse un lugar entre las marcas principales.

Sus dispositivos mantendrán la mayor parte de servicios que tenían hasta ahora, según esta compañía multinacional con sede en Corea del Sur. El déficit acumulado ha obligado a la junta directiva a tomar una decisión ya comunicada al ente regulador de la bolsa del país asiático.

LG prevé que “la liquidación del negocio de telefonía móvil se complete para el 31 de julio”. Eso sí, los inventarios de algunos modelos existentes continuarán disponibles después de esta fecha. De momento, no avanzan qué impacto podrá tener con respecto al cierre de fábricas en todo el mundo, ya que “se determinarán en el ámbito local”.

A diferencia de otras compañías, LG Electronics no ha sabido competir con las grandes compañías chinas. Antes de este declive, llegó a ser el tercer fabricante mundial de teléfonos móviles, sólo por debajo de Samsung y Apple.

Mientras tanto, la empresa ya piensa en otros sectores para seguir creciendo: los vehículos eléctricos, el 6-G, la robótica o la inteligencia artificial, todos estos sectores con menos competición que a la telefonía móvil.

Además, la compañía ha asegurado que el servicio de actualizaciones de software de los dispositivos continuará “durante un período de tiempo que variará según la región”.

La surcoreana LG dejará de fabricar teléfonos móviles